,

Exlibris Botticelli, El nacimiento de Venus

Cantidad:

8999 disponibles


Comparar

Sello de Caucho Ex Libris Botticelli: El nacimiento de Venus. Tamaño de Impresión 59×39 mm.

  • Sello manual realizado en caucho y montado en una montura de madera.
  • Sello realizado individualmente para una calidad óptima.

¡Recuerde añadir la almohadilla de tinta para tu sello!

ENVÍO GRATUITO (para toda la península)

23,50 IVA Incl.

8999 disponibles


  • *Nombre

    Color almohadilla

    Tipo de Montura
    • 7.5 €
    • 15 €
    • 18 €
    • 18 €
    • 18 €

    Saquitos terciopelo

    Observaciones

SELLO EXLIBRIS BOTTICELLI, EL NACIMIENTO DE VENUS
COMPUESTO:
– Sello de caucho tamaño 59×39 mm.
– Base y mango madera de haya.
– Bolsa Limosnera Judas color burdeos o azul oscuro
– Almohadilla disponible en 4 colores
– Descripción del Ex-libris.

BREVE DESCRIPCIÓN
Botticelli, El nacimiento de Venus
Sandro Botticelli, (1444-1510) pintor renacentista italiano, nacido en Florencia. Sus obras se caracterizan por las calidades líricas de la linea y el color. En sus principales composiciones se aprecia un equilibrio casi perfecto entre las figuras y los objetos.
En el famoso cuadro consigue un efecto circular obsesionante mediante la redondez de los hombros de la figura central neoclásica, los vestidos agitados por el viento de las figuras presentes y la concha circular de la que surge Venus, en lo que seguramente es una de las imágenes más reconocibles de la historia del arte.
El Nacimiento de Venus es probablemente el cuadro más famoso de Botticelli. El trabajo fue encargado por la familia Medici.

En Stampa nos esforzamos en realizar sellos de caucho exlibris de calidad, esto nos diferencia de la competencia. Diseños originales, tipografías adaptadas al motivo de la imagen, todo esto acompañado con una presentación elegante.

El exlibris, en su esencia y en su concepto originario es la indicación de pertenencia que el propietario de un libro pone en el revés de la cubierta ó en la guarda del libro.
Desde que hubo libros y ésto fueron objeto de propiedad particular, hubo, naturalmente, de parte del propietario deseo de conservarlos en su poder y librarlos del extravío. Así, no es extraño que ya en  tiempo de los Faraones existiese el ex-libris, ó documento en el que hacía constar que el libro era  uno de los que poseía el que lo atestiguaba  con aquella señal.

0.0 calificación
0
0
0
0
0

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden dejar un comentario.

Aún no hay opiniones.